Llámanos: +56223334462

¿Hacer que tus hijos tomen desayuno se ha vuelto un dolor de cabeza?

23 | 04 | 2019
¿Hacer que tus hijos tomen desayuno se ha vuelto un dolor de cabeza?

Para algunas familias, la hora del desayuno puede volverse en un verdadero desafío. ¿Qué hacer si tu hijo se levanta sin ganas de comer?

Pese a las recomendaciones de que esta comida es indispensable, no debes forzar la ingesta, ya que la relación entre esta comida y el niño puede volverse altamente negativa. Así que la mejor estrategia que puedes aplicar es mejorar el desayuno, dedicarle tiempo para disfrutarlo, revisar hábitos de descanso e incluso contemplar la opción de darle un pre desayuno y unas horas después el desayuno completo.

Que la hora del desayuno no se transforme en un campo de batalla, una carrera contra el reloj o una comida poco agradable depende de nosotros como padres. ¿Qué debemos evaluar y mejorar?

  • Las horas de descanso real del niño: evaluar también el tiempo que tiene desde que se despierta y se prepara para el colegio.
  • Qué comer y cómo comerlo: Hacer de este momento del día una instancia agradable y provocativa, con alimentos que sean atractivos para tus hijos y que, al mismo tiempo, satisfagan las necesidades energéticas y nutricionales.
  • Ambiente familiar: Que tomar desayuno sea un momento de encuentro para compartir y reírse y conversar.

Probablemente esto puede sonar irreal, en las mañanas todos corremos y no hay tiempo para nada más que para un vaso de leche chocolatada y cuatro galletas a la rápida. Pero tal vez es hora de cambiar un poco los hábitos y dar el ejemplo. Por eso debiéramos preguntarnos: ¿Nuestros hijos nos ven desayunar y comer fruta? ¿O solo nos ven tomar café y salir de la casa con rapidez?

Cambiar los hábitos de la mañana no es tan difícil como parece

1-Planifica el desayuno: Una buena opción puede ser preparar el desayuno la noche anterior. Si la cena no ha sido excesiva y el niño se acuesta a una hora prudente (7-8 de la noche), es más probable que se despierte descansado y con apetito.

2-Preparar cualquier alimento que sea “de verdad”: desde tostadas con palta y huevos, yogurt con avena, semillas y fruta, hasta el arroz o macarrones de la noche anterior.

3-Evitar los cereales de colores para el desayuno y las bebidas chocolatadas: Aunque muchos envases de estos productos señalen que aportan energía, nutrientes y elementos que potencian el crecimiento, están lejos de ser una opción realmente saludable para el desayuno de todos los días, ya que en su mayoría vienen con una sobrecarga de azúcares, colorantes y aditivos poco convenientes para la primera comida del día. En reemplazo de estos prepara panes integrales, avena, quínoa o arroz inflado sin azúcar.

4-Desayuno diferido: Para aquellos con poco apetito, una buena opción es postergar el desayuno para más tarde y preparar una buena colación para que la puedan comer en el primer recreo escolar y que contenga, por ejemplo, un sándwich de pan integral con humus, palta y alguna proteína como pavo, huevo o queso fresco, panqueques o waffles y fruta. De todas formas, siempre es conveniente ofrecer al menos un snack de pre-desayuno antes de salir de la casa, como una fruta, leche o yogur.

Recuerda que siempre debes cubrir las necesidades de tus pequeños en pro de su bienestar y crecimiento. Siempre que sea necesario solicita asesoría médico-nutricional y construye las bases para la salud de tus hijos a corto, mediano y largo plazo.

Nta. Alejandra Rivero
Nutricionista y Dietista – UCV
Nutrición Deportiva IPEF-LUZ-FEDA-PUC
Antropometrista ISAK-I
Promotora en Lactancia Materna OMS-UNICEF

Artículos relacionados

Suscríbete a Smiley Kids

Regístrate en Smiley Kids y recibe las mejores y más ricas ofertas, además de datos y tips para el cuidado y alimentación de tus hijos.

¡Gracias por Visitarnos!