Desayuno Equilibrado

Un desayuno equilibrado debe contener siempre; un lácteo, un pan o cereal y una fruta